Etiquetas

,

Todavía no hay nada decidido sobre la venta de participadas

1

Por: Juan Carlos Valero / día 23 de abril – 2015 / Link diarioabierto.es


El consejero delegado de CaixaBank defiende una junta extraordinaria de accionistas de Banco Portugués de Inversiones (BPI), donde ostenta el 44,1% del capital, para someter a votación el cambio de los estatutos, que ahora supone una limitación de los derechos de voto en el 20%.

El consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar, defiende la convocatoria de una junta extraordinaria de accionistas de Banco Portugués de Inversiones (BPI), entidad donde ostenta el 44,1% del capital, para someter a votación el cambio de los estatutos, que ahora supone una limitación de los derechos de voto en el 20%. Esta es una de las condiciones que CaixaBank ha puesto en la oferta pública de adquisición (opa) lanzada por la entidad catalana sobre la lusa.

Si finalmente no prospera la opa al precio de 1,329 euros por acción, “analizaremos todas las opciones”, ha dicho Gortázar, para quien este precio supone una prima del 30% sobre el valor de cotización del banco antes del anuncio de la OPA. El consejo de administración de BPI ha rechazado la oferta, ya que defiende un valor actual de 2,26 euros, por acción. Pero este no es el único obstáculo, ya que la segunda mayor accionista de BPI, la multimillonaria angoleña Isabel dos Santos, que ostenta el 18,6% del capital, defiende la fusión con la entidad también portuguesa BCP. Esta semana, BPI ha quedado en la cuneta del proceso de adquisición del también banco luso Novo Banco.

BPI ha convocado para el próximo 29 de abril su junta general de accionistas ordinaria, en la que Dos Santos ha logrado introducir el debate y votación de un cambio de estatutos para eliminar la actual limitación del 20% en los derechos de voto. En este sentido, el consejero delegado de CaixaBank ha dicho que la semana próximo todavía no se conocerá el contenido del folleto con toda la información de la OPA para que los accionistas puedan decidir “con todo el conocimiento”. Gortázar también asegura que en el caso de prosperar la OPA, BPI se mantendría con una estructura independiente de CaixaBank y cotizaría en la bolsa portuguesa, lo que resulta en su opinión del todo compatible con aprovechar las sinergias comerciales y de gestión de pertenecer al Grupo CaixaBank.

La operación de BPI no supone el cambio en la estrategia internacional de las participaciones minoritarias y financieras que el grupo español tiene con otras entidades extranjeras. Sobre la ampliación de horarios de atención al público, el consejero delegado se ha mostrado favorable a seguir extendiéndolos por la tarde en las oficinas consideradas “A”, es decir, las situadas en núcleos poblacionales importantes, como ya ocurre en muchas ciudades españolas. Para lograrlo, la entidad pacta con los empleados alargar el horario de 8,15 de la mañana a 19,45 de la tarde.

En relación al cobro de dos euros a los que no son clientes de CaixaBank por el uso de los cajeros automáticos, Gortázar ha defendido esta comisión por lo costoso que resulta mantener más de 9.500 cajeros por todo el territorio y que además sean los más modernos del mercado.

Anuncios