Etiquetas

El grupo catalán de distribución alimentaria augura un incremento del 11,4% en su facturación, respecto al ejercicio del año anterior.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA


Por Ana Alegre / Día 13 de noviembre de 2015/ diarioabierto.es 

Joan Font, el presidente Bon Preu, vaticina alcanzar una facturación aproximada de 990 millones de euros durante el actual ejercicio que cerrará el próximo 28 de febrero del 2016, lo que supone un aumento de un 11,4%, si se comparan los datos con los del año pasado.

La cifra de negocio que calcula conseguir Bon Preu es de unos 1.100 millones de euros para el año vecino, según ha determinado su

director en un desayuno ejecutivo de PwC y La Vanguardia con la ponencia “Cómo competir -con éxito- en un mercado de gigantes”.

Font ha señalado que la intención de cara a 2016 es abrir entre diez y doce nuevos establecimientos. Además, no ha descartado la posible implantación de esta marca fuera de Cataluña, ya que sería una decisión “muy estudiada”.

El ejecutivo ha indicado los factores de diferenciación que hacen esta marca competitiva: “la relación calidad-precio, la proximidad del negocio, el trato de nuestro personal y el producto fresco de calidad son las claves para que Bon Preu pueda competir en un mercado donde existen compañías que multiplican por diez nuestra facturación”. Otra de sus fortalezas es el “gran surtido de marcas de referencia que ofrecemos a nuestro cliente, a diferencia de otros competidores, que ofrecen la marca propia y otra, lo que condiciona la compra del usuario, algo que no gusta en general”.

El 80% de las compras totales de este grupo las hacen de acuerdo con la información que la tarjeta cliente aporta a la empresa, y además les ayuda a tomar decisiones eficientes en cuanto a qué productos ofertar.

Por otro lado, el negocio del grupo son las gasolineras, de las que el margen bruto de beneficio en 2015 está en torno al 3 %, mientras que el neto se sitúa entre el 0,5 y el 1%.

Finalmente, Font ha afirmado que las tendencias de este sector van encaminadas a la segmentación de la demanda; a la multicanalidad de los clientes, que no siempre compran en los mismos puntos de venta; al uso de la inteligencia artificial, donde Bon Preu invierte “grandes” cantidades; y al comercio electrónico, sector aún por explotar en España.

Anuncios