Etiquetas

La entidad insiste en la solución dialogada al problema del independentismo catalán

Acord_Caixabank_Cambra,_29-07-2014


Por JC Valero / Día 23 de octubre de 2015 / diarioabierto.es

El consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar, ha anunciado hoy que la entidad a empezado a eliminar las cláusulas suelo de sus hipotecas con un coste para el banco de 220 millones de euros.

En la presentación de los resultados del tercer trimestre de CaixaBank, su número dos ha anunciado este viernes que han revisado la cartera de créditos con garantía hipotecaria de particulares (un 53% del total) con el objetivo de eliminar la cláusula suelo en aquellas situaciones de clientes con una peor situación económica. Una medida que beneficia a 200.000 hipotecas del 1,3 millones de hipotecas totales que tiene de particulares, un porcentaje que a juicio de Gortazar “es todavía pequeño”, pero cuyo origen atribuye a las operaciones corporativas realizadas por la entidad en los últimos años y, principalmente de las cajas agrupadas en Banca Cívica (sobre todo Caja Sol y Caja Canarias), pero también de la cartera de Caixa Girona.

El consejero delegado de CaixaBank atribuye esta actuación a la responsabilidad social de la entidad, que ha asumido el reformado código de buenas prácticas para favorecer a los más desfavorecidos y no a que el banco catalán se anticipe con esta medida a la inminente entencia del Tribunal Supremo que se conocerá próximamente y que, según todas las previsiones, obligará a las entidades a seguir ese camino. Gonzalo Gortázar asegura que las cláusulas suelo se han eliminado en el 94% de los casos, “con un sacrificio económico para la entidad de 220 millones de euros”, cuyo esfuerzo ya ha sido asumido en las cuentas del tercer trimestre de este año.

En cuanto al proceso soberanista emprendido por el gobierno catalán, el consejero delegado de CaixaBank ha insistido en el argumento de Isidro Fainé, en el sentido de que “la solución del problema requiere pactos y diálogo y sólo puede venir por la vía de un gran acuerdo” entre el resto de España y Cataluña. Seguimos confiando en los políticos”. A preguntas de los periodistas, Gortázar ha afirmado que el comunicado de la patronal bancaria advirtiendo de las consecuencias de la independencia de Cataluña “no ha tenido ningún efecto en nuestro negocio”, lo que niega que la postura de CaixaBank dentro de la AEB no ha dañado la imagen del banco entre los clientes independentistas.

La evolución del banco catalán en el mercado financiero español sigue imparable. Tres de cada cuatro nóminas españolas están domiciliadas, hasta alcanzar los 3,2 millones, lo que supone el cumplimiento del objetivo de captación de clientes vinculados, una de las bases del plan estratégico emprendido hasta el año 2018. Otros pilares del crecimiento de la entidad son iniciativas como Agrobank, que ha incorporado a 332.000 clientes, y CaixaNegocios, iniciativas que se basan en la capacidad de combinar una gran escala y la enorme capilaridad de la entidad con un enfoque tecnológico potente y servicios especializados. CaixaNegocios, que se basa en facilitar operativas a comercios, autónomos y pymes, ha alcanzado ya 1,5 millones de clientes, con 239.000 altas en nueve meses y un volumen gestionado de 95.500 millones de euros. Esta iniciativa, emprendida en abril de 2014, ha sido “muy buena acogida y soportada con un importante enfoque tecnológico a partir de que los 1.500 gestores trabajan con tabletas y en los locales y domicilios de los propios clientes”, ha anunciado Gortázar.

Anuncios