Etiquetas

Reunión de más de 400 miembros de la familianiu


Por: Juan Carlos Valero / Día 21 de septiembre 2015/ link diarioabierto.es

Cada cinco años, Codorníu-Raventós, la empresa familiar más antigua de España y la décimo séptima del mundo, reúne sus familiares. Este año, ante más de 400 miembros de la familia, se ha presentado la nueva estrategia global del grupo

En el marco de la bodega modernista de Sant Sadurní d’Anoia, obra del arquitecto Josep Puig i Cadafalch y construida entre los años 1902 y 1915, más de 400 familiares del grupo Codorníu-Raventós han vivido este fin de semana una jornada histórica, al reunirse para celebrar una junta general de accionistas y hacer la foto de grupo que suelen realizarse cada cinco años con las cuatro generaciones venidas de Estados Unidos, Reino Unido, Egipto y diferentes lugares de España, con edades comprendidas entre los 0 y los 96 años.

La cumbre familiar en la única bodega declarada Monumento Artístico Histórico Nacional en nuestro país, con las cinco ramas que conforman la familia Raventós, ha servido también para dar luz verde a la nueva estrategia global del grupo vitivinícola español. El plan estratégico pretende el crecimiento de las marcas del grupo por todo el mundo y llegar a más de un centenar de países, de forma que se consolide la marca Codorníu en los cinco continentes.

Desde 1551 Codorníu permanece en manos de la misma familia y ya son 18 las generaciones dedicadas a la tierra y herederas de un saber enológico que han sabido transmitir de padres a hijos junto con el legado de sus antepasados. Para tener una referencia histórica global, la compañía ya había sido fundada antes de que naciera la ciudad de Nueva York. Una historia de más de 460 años durante los cuales, Codorníu se ha convertido en un referente mundial, líder en la elaboración de vinos y cavas de alta calidad y en una de las compañías vitivinícolas más importantes del mundo.

El grupo Codorníu Raventós cuenta actualmente con 10 bodegas repartidas en algunas de las mejores zonas vinícolas del mundo desde las que elabora vinos reconocidos como Viña Pomal, Scala Dei, Raimat, Legaris, Septima y Artesa, además de Codorníu. . Pionera en el sector y en la práctica de viticultura sostenible, dispone de aproximadamente 3.000 hectáreas de viñedo, lo que le convierte en el mayor propietario de viñedo de toda Europa.

Campaña navideña

“No somos Champagne, somos Codorníu, desde 1551”, así presentaron las pasadas Navidades su nueva estrategia internacional para reivindicar sus remotos orígenes vitivinícolas para agrandar su perfil frente al espumoso francés en todos los mercados internacionales donde tiene bodegas. La campaña global se emitió en España y otros países de Europa, América y Asia en varios idiomas, los españoles (catalán y castellano), y en el resto del mundo en los idiomas inglés, flamenco y alemán.

En la presentación de la anterior campaña de Navidad, Javier Pagés, director general de Codorníu, explicó que “no nos queremos comparar al champagne, que es un gran producto, sino reivindicar nuestras diferencias, basadas en nuestro origen, nuestra tierra y nuestra calidad. Es el momento de ser valientes de cara al mundo, sacar el orgullo y dar un golpe encima de la mesa”. La nueva campaña recuperó así la emotividad de los anuncios de la marca de los años 70. Pagés añadió que la firma “tiene tradición, saber enológico y va más allá de las convenciones. Estamos en un punto de inflexión. Queremos llevar la marca Codorníu a un ámbito hasta ahora desconocido, mucho más de lo que es un spot navideño”.

Mar Raventós, la presidenta

Licenciada en Economía, Psicología, e IESE, Mar Raventós preside desde 1998 la multinacional grupo Codorníu y es madre de seis hijos. Se declara clásica en el sentido de ser respetuosa con la tradición. No en vano, preside una compañía donde la tradición es un pilar de la compañía y cuyo norte está marcado por un liderazgo del tipo CEPA: “Confianza en la gente; Esfuerzo para alcanzar los logros; Pasión en todo lo que se lleva a cabo y Apertura a los cambios y a todo aquello que nos puede aportar la innovación y todo ello bajo una clave ineludible, el respeto”. Dirige once bodegas con 800 empleados y una facturación de 218 millones de euros en 2014, el 47% procedente de la exportación y el resto del mercado nacional. Sobre el debate de las cuotas femeninas en los consejos de administración, Mar Raventós opina que tiene que prevalecer la valía, mientras en su empresa fomenta la conciliación familiar con la posibilidad de trabajar medias jornadas. Tanto para las mujeres como para los hombres.

Anuncios