Etiquetas

Junts pel Sí y la CUP abogan por declarar unilateralmente la independencia frente a 5 partidos que defienden la legalidadDebat-Cambra_de_Comerc-ARA-eleccions_plebiscitaries-27S-sobiranisme-independencia_ARAIMA20150914_0068_1


Por: Ana Alegre / Día 15 de septiembre 2015 /www.diarioabierto.es

Los candidatos de los siete partidos que concurren a las autonómicas catalanas del 27-S han debatido este lunes las consecuencias que podría tener una declaración unilateral de independencia y otros aspectos como las pensiones, la recuperación económica y las infraestructuras.

El tira y afloja sobre las consecuencias de la independencia de Cataluña ha sido el eje principal del debate que, bajo el título “Un modelo económico para Cataluña”, ha organizado este lunes la Cambra de Comercio de Barcelona y el periódico catalán Ara en la Casa Llotja de Mar (Barcelona). Junts pel sí y la CUP han defendido la necesidad de que Cataluña sea un estado y la importancia de replantearse el modelo económico, hasta el punto de salir de la Unión Europea, ya que, “aunque seamos los más europeístas de todos en estos momentos, España se ha convertido en ‘Saturno devorando a sus hijos”, según ha manifestado Josep Manel Busqueta, número tres por las CUP. El resto de grupos ha rechazado, con matices, que la independencia pueda beneficiar a Cataluña, alertando de que esa situación supondría una gran inestabilidad para la economía.

Los modelos económicos planteados por la derecha y la izquierda se suman al requisito de si Cataluña debería tener herramientas de estado. Germà Bel, cabeza de la lista Junts pel sí en Tarragona, ha concluido que muchas de las cosas que se han dicho en el debate “no dependen del Parlamento catalán, sino que nos hace falta un estado propio para poder cambiarlas”.

En cuanto el modelo de financiación de Cataluña, todos los partidos han estado de acuerdo en pactar un nuevo acuerdo con el Estado, menos Josep Manel Busqueta, de las CUP, que reclama un cambio fiscal para tener más capacidad de consumo, y JuntsxSí, que literalmente ha pedido que “el señor Montoro deje de hacernos favores”. Roger Muntañola, número cuatro de Unió Democràtica, ha argumentado que “sería suficiente con una hacienda propia como la que tiene el País Vasco”. En cambio, Inés Arrimadas, candidata a la presidencia por Ciutadans, quiere renegociar el modelo de financiación de todas las comunidades autónomas para “poder blindar los servicios básicos y que las entidades públicas tengan los recursos necesarios”.

Enric Millo, portavoz del PPC, propone mantener un modelo solidario a través del diálogo con España. El candidato a la presidencia de la Generalitat por el PSC, Miquel Iceta, solamente ha destacado “la incapacidad del actual gobierno catalán para mejorar el déficit de la comunidad”. Por su parte, Joan Coscubiela, tercero por la lista Barcelona Sí que es Pot, ha reivindicado que se examine el sistema fiscal “cadavérico” en el que nos encontramos y que se revise la función de la inspección tributaria, además de un cambio en las legislaciones de los diferentes tributos.

Desde la lista que integran Mas y Junqueras por la independencia defienden la salud de las pensiones públicas en comparación con el resto de comunidades. Iceta (PSC) y Millo (PP), sin embargo, han destacado que las pensiones dependen de un marco estable donde las empresas generen trabajo, pero se verían enormemente afectadas con una declaración unilateral de independencia. “Las cotizaciones en 2015, de momento, no llegan a cubrir las pensiones de los catalanes”, ha asegurado por su parte Arrimadas (Ciutadans).

En cuanto al paro, Miquel Iceta ha mencionado que en tiempos de crisis, “el gobierno de CiU ha reducido el presupuesto para el servicio de ocupación, que es el que debería acompañar a los parados y asesorarlos”. Además, ha añadido que si Cataluña sale de la UE, el pronóstico de paro “será desastroso”. Enric Millo también ha defendido la reforma de este servicio. Coscubiela apuesta por apoyar a las pymes, igual que Inés Arrimades a través de reformes estructurales para favorecer la contratación. La CUP quiere regenerar un modelo productivo para que rescate a la ciudadanía y plantea la soberanía para decidir aquello que afecta a Cataluña: “tenemos que plantarle cara al capitalismo asesino y no dudaremos en hacerlo”, dijo Busquets en el corazón de la Cámara de Comercio y Navegación de Barcelona.

Anuncios