Etiquetas

SetRatioSize900650-Dise+oexteriores-Tony-Gallardo-SEAT-CTS

Por: Dayana García Blas/ Día 27 de julio – 2015 / Link diarioabierto.es


El Centro tecnológico de Seat (CTS) lleva 40 años incorporando la avanzada tecnología a sus modelos automovilísticos. En los últimos cinco años, la compañía ha invertido unos 1.400M€ en I+D+i.

Seat es un pilar de la industria del automóvil ya que representa el 1% del PIB en territorio nacional y el 4% en Cataluña. La automovilística apuesta, cada día más, por las nuevas tecnologías que emergen desde su CTS lo que la convierte en dinamizadora industrial del talento y es que, en los últimos cinco años, ha invertido 1.400 millones en I+D+i.

El CTS se creó en 1975, con tan sólo 211 empleados en plantilla y una superficie de 130.00m2. El Centro marcó un antes y un después en el sector de la industria del automóvil en España y el empeño constante de los trabajadores ha hecho que, en la actualidad, ocupe un espacio de 200.000m2 y cuente con más de 900 ingenieros y técnicos especializados, cifra que se redondeará a 1.000 a finales de 2015.

La fábrica de Martorell (Barcelona) es el Centro más importante y sostenible de Europa ya que produce a diario 2.100 vehículos y vende las unidades en más de 75 países. Modelos top como el León y el Ibiza, entre otros, han salido de este Centro para seguir dando carácter a la marca. En la línea, el CTS ha desarrollado concept-cars futuristas y ha implementado avanzadas tecnologías como el uso de motores ecológicos o sistemas de conectividad en el coche.

La creación de un vehículo parte de la idea, pero desencadena en una serie de procesos de diseño, que se encarga el Seat Design Center del CTS; el package y ergonomía; un estudio sobre la viabilidad del diseño; la generación de datos 3D; pruebas de simulación; prototipaje y validación de proyecto.

El Centro Técnico de Seat es un hub de conocimiento, un espacio en el que se plantean los desafíos automovilísticos del futuro. En este sentido, Seat está trabajando en la reducción de emisiones de C02, en generar diseños innovadores, funcionales y eficientes, en la conectividad del vehículo, y en cómo potenciar la seguridad e incluso la conducción autónoma.  Un ejemplo óptimo del esfuerzo de la marca es que ha conseguido rebajar las emisiones medias de flota un 21% en los últimos ocho años gracias a mejorar los motores, introducir sistemas Start/Stop, entre otros factores.

 

Anuncios