Etiquetas

,

La alcaldesa de Barcelona ha anunciado que renuncia a las dietas

IMG_4337P

Por: Dayana García Blas/ Día 24 de julio – 2015 / Link diarioabierto.es


Un tripartito de izquierdas, Entesa-Podemos, PSC y ERC, regirá el Área Metropolitana de Barcelona (AMB) que encabezará Ada Colau, actual alcaldesa de la capital catalana.

Tras ser propuesta por el consejo de alcaldes metropolitanos, Ada Colau ha accedido este jueves a la presidencia de la AMB. La alcaldesa de la ciudad condal ha anunciado durante su discurso de proclamación que renuncia a las dietas y que si está en esta institución supramunicipal es porque “la sociedad desea un cambio en la forma de hacer política”.

Tras confesar que ha sido la primera vez que Ada Colau entraba al edificio de la AMB, la ex activista se platea la presidencia como un reto para “repensar nuestras instituciones, actualizarlas, mejorarlas y democratizarlas donde deben repartirse adecuadamente los cargos de responsabilidades”.

Ada Colau ha dejado claro que ocupará este puesto para “ponerme al servicio del conjunto del territorio desde la solidaridad y la cooperación”. La AMB incluye más de 3,2 millones de habitantes en el 2% del territorio catalán. La alcaldesa progresista ha asegurado que estará disponible para hablar con todas las formaciones políticas con el objetivo de hacer una AMB “más justa, democrática y cohesionada para hacer, a su vez, una Barcelona óptima y sostenible”.

Otra de las prioridades de la presidenta de la institución supramunicipal es hacer frente a la desigualdad social desde una perspectiva de derechos, es decir, “en el área metropolitana hay recursos, se mueven millones y millones de euros, pero hay que saber repartirlos y distribuirlos mejor”. En este sentido, Ada Colau ha remarcado que “debemos pensar en el desarrollo de nuevos sectores económicos estratégicos, en políticas estructurales a medio y largo plazo”. Además, ha recordado la necesidad de elaborar el Plan Director de Urbanismo y de que esto sea un trabajo del conjunto de ciudadanos y políticos, pero sobre todo ha destacado la prioridad de garantizar el derecho a la vivienda y a acabar con la pobreza energética.

De les once líneas de actuación metropolitanas destaca el compromiso por la transparencia administrativa, la protección del medio natural y consolidar un modelo de transporte público sostenible. Los aspectos espinosos del pacto se encuentran en la gestión del agua y del transporte. De entrada, se ha encargado una auditoríaindependientepara evaluar lasociedad mixtade gestióndel agua constituida en la anterior legislatura entreAMB yAgbar.

Otra de las grandes preocupaciones actuales del ente supramunicipal son las “circunstancias complicadas” del transporte público de Barcelona con el reto de encontrar una salida económica para que su déficit “no repercuta en el resto de municipios”. Así lo ha expresado el nuevo vicepresidente ejecutivo del Área Metropolitana de Barcelona, el socialista Antonio Balmón, alcalde de Cornellà, que repite en el cargo. La alcaldesa Ada Colau ha destacado que, al margen de la auditoría, mejorar este servicio de gestión del agua es “desde el minuto cero una obligación conjunta”. El acuerdo recoge como objetivos para los próximos años garantizar el suministro universal del agua como bien común y mejorar la regulación tarifaria; el control de la gestión del servicio y la tarificación social y ecológica.

 

Anuncios