Etiquetas

, ,

El líder del PSOE señala a Cospedal como posible sucesora de Wert

23

Por: Dayana García Blas / día 29 de mayo – 2015 / Link diarioabierto.es


Pedro Sánchez, secretario general del PSOE, mantiene su apuesta por el “cambio social” con una renovación de la democracia, una reforma de las instituciones y una recuperación económica justa para acabar con el “paro, la pobreza, la desigualdad y la precariedad laboral”, que según él ha traído el “inquilino actual de la Moncloa”, Mariano Rajoy.

Antón Costas, presidente del Círculo de Economía, ha recordado al dirigente socialista que “han perdido votos” en estas últimas elecciones. Pero Pedro Sánchez responde que “los ciudadanos desean un cambio con diálogo”, por lo que propone la renovación política con una reforma constitucional y la modernización económica con resultados sostenibles donde se combata, sobre todo, la corrupción.

La conferencia del líder socialista durante las jornadas del Círculo de Economía, ha ido en la línea de los reproches: “Rajoy ha bloqueado todo espacio de diálogo para resolver la cuestión catalana y española”. Frente al “mal llamado problema catalán”, que Antón Costas incluye en el camino de la “transacción”, Pedro Sánchez ha avisado de que “queremos que los catalanes voten dos veces”, refiriéndose a la consulta soberanista: una sobre la reforma constitucional y otra vez para “el nuevo estatuto” adaptado a esa reforma. “No hay miedo al voto”, asegura Sánchez, ya que asegura que en el PSOE “estamos abiertos al dialogo”, ha declarado asegurando que los catalanes en “el 24M han dejado claro que no quieren un frente, sin tender puentes”.

El dirigente socialista ha lamentado “qué culpa tiene la sociedad para sufrir a Cospedal”, ya que, en su opinión, posiblemente sea la sucesora del ministro de Educación, José Ignacio Wert, quien “desprecia la pluralidad lingüística y cultural española”. Además, ha criticado al Gobierno  por ser el que menos ha comparecido en la historia de la democracia: “todavía debe manifestarse sobre el caso Bárcenas”.

“Queremos gobernar un cambio y no administrar un recambio”, ha instado Pedro Sánchez, remarcando que el PP está a la puerta de perder las elecciones por ser un partido “dividido, rechazado por los ciudadanos y acechado por la corrupción”. La corrupción es una falta que debe ser pagada con cárcel y con el patrimonio del imputado. La posición favorita de Mariano Rajoy sobre la consulta catalana es la de “no hacer nada”, ha estimado el socialista, quien defiende la unión de España y no el independentismo, pero tampoco el centralismo.

Pedro Sánchez ha subrayado que nuestra economía crece por causas externas “que no se han promovido desde el Gobierno”. Y es que la economía española no está entre las 30 más competitivas a nivel mundial, situándose en el número 35. Por ello, la renovación socialista aboga por mejorar la dotación del capital humano, invertir en conocimiento, simplificar trámites empresariales, convertir empresas pequeñas en medianas y grandes, auditar toda la regulación para eliminar todos los umbrales que suponga un obstáculo, aumentar la inversión en ciencia y tecnología, reordenar la política del estado del bienestar para proteger a los jóvenes y reorientar la inversión hacía la atención primaria.

Anuncios