Etiquetas

, , , , , , ,

Josep Ramon Bosch, president de Societat Civil Catalana

1


Por: Juan Carlos Valero/ Día 07 de marzo – 2015 / Link diarioabierto.es

El líder de Societat Civil Catalana, Josep Ramon Bosch afirma que “hay datos que apuntan a que el traspaso de votos de Convergencia hacia Ciudadanos en Cataluña no se produce a montones, sino a camiones”, mientras augura un espléndido futuro para el partido Construim que está impulsando el líder de Unió, Josep Antoni Duran Lleida.

El presidente de Sociedad Civil Catalana, Josep Ramon Bosch, ha asegurado este sábado que Construim, la plataforma liderada por Josep Antoni Duran Lleida, “es la gran apuesta de futuro”, ya que muchos votantes de CiU no independentistas pero sí nacionalistas, no encontrarán otro partido al que votar. Bosch se muestra convencido de que Construim acabará convirtiendo en un partido: “Yo creo que sí saldrá adelante y está claro que será una apuesta política”, aunque habrá que esperar a junio, cuando “Unión tendrá que decidir qué quiere ser: si carne o pescado”, refiriéndose a si es independentista o nacionalista.

Construim, junto con Podemos, podrá “cambiar la balanza de forma radical”. En esta línea, reconoce que la entidad se ha reunido con Podemos ya que “puede convertirse en una fuerza importante en Cataluña y España”. Sin embargo, Bosch alerta en declaraciones al programa Converses de COPE Cataluña y Andorra, de que “hay datos que apuntan a que el traspaso de votos de CDC hacia Ciudadanos no es a montones, sino a camiones”.

A juicio de Bosch, la primera cita electoral, las municipales, son importantes para derribar el independentismo, especialmente en las comarcas del Baix Llobregat, Barcelonès y Tarragonès. Bosch aún puntualiza más y se fija en Barcelona y el municipio de Sant Vicenç dels Horts, donde Oriol Junqueras es el alcalde. La capital catalana puede ser uno de los municipios donde fracase el soberanismo, ya que tras el acuerdo de gobernabilidad firmado entre CDC y ERC demuestra que “votar a Xavier Trias es votar a Esquerra”. En cuanto a Sant Vicenç dels Horts, Bosch señala que habrá que ver cómo queda el actual alcalde y líder de ERC. Sí no gana, o baja “será interesante” para ver qué pasará, qué pactos ocurren y cómo afecta a las elecciones autonómicas del 27-S.

Cinturón rojo anaranjado

En ese sentido, una encuesta electoral publicada por la revista El Llobregat sobre la base de mil entrevistas telefónicas en esta comarca del cinturón industrial, indica que Ciudadanos pasa a ser la segunda fuerza política del Baix Llobregat (19,6% de los votos) e incrementa sus votos respecto a las últimas municipales en un 17,3%. De este modo, el tradicional cinturón rojo barcelonés se tiñe de naranja, el color del partido de Albert Rivera. Según la misma encuesta, en unos ayuntamientos en que ninguna fuerza política alcanzará la mayoría absoluta, Ciudadanos tendrá la posibilidad de decidir en manos de quien queda la alcaldía de la gran mayoría de ayuntamientos, como en L’Hospitalet, segunda ciudad de Cataluña, Cornellà o Sant Boi.

Así, la formación que lidera Albert Rivera se convierte según el mismo sondeo en la fuerza política preferida por los votantes con edades comprendidas entre los 31 y 44 años (12,1%), y recibe el apoyo del 34,3% de los jóvenes que deciden votar. Mientras, se abstendrá el 58% de votantes con edades comprendidas entre 18 y 33 años.

El incremento espectacular de Ciudadanos se basa en las siguientes cuestiones: un 18,3% procede del apoyo de nuevos electores, es decir, jóvenes que se estrenan en el voto municipal; un 20,2% en ex votantes del PP y en un 16,9% en votantes que en las últimas municipales votaron a CiU. Toda una sorpresa. Atendiendo a la dialéctica política instalada en los grandes medios de comunicación (independentistas/unionistas), es incomprensible que se pueda producir un trasvase importante de votos desde CiU a Ciudadanos, según la publicación El Llobregat. Y sin embargo será así, tal y como refleja su encuesta.

Una hipótesis que explicaría las razones de este hecho es constatar que CiU, en el Baix Llobregat, había conseguido captar votantes atraídos, no tanto por la oferta nacionalista, si no por las políticas centristas y de atención social practicadas en los años de los gobiernos de Pujol. Se trata de unos votantes que se sentían cómodos identificándose como catalanistas pero que ahora, ante la disyuntiva de elegir independencia si/no, optan claramente por el no y buscan en Ciudadanos la centralidad que valoraban en CiU.

Trasvase de CiU a Ciudadanos

De esta forma, CiU pierde un 6,3% de sus votantes y se queda en el 10,6% de apoyos. De los electores que pierde, el mayor porcentaje va a parar a Ciudadanos (20%), seguido de la abstención (10,7%). CiU quedará superada por Ciudadanos y Podemos, quedando la coalición que lidera Artur Mas como cuarta fuerza política en El Baix Llobregat.

Bosch también ha valorado la hoja de ruta independentista y ha dejado claro que “en Bruselas todo el mundo tiene claro que la independencia es imposible e inviable” y de hecho, asegura que los mismos independentistas son conscientes. Seguramente, “el Gobierno puede hacer más” para detener este movimiento, pero recuerda que el problema en Cataluña “no es el dinero o las competencias, es un problema de sentimientos”. Por ello, pide no dejar la lengua catalana en manos de los independentistas y que el catalán esté más presente en España. “Hemos vivido una tormenta perfecta: la crisis, la corrupción” que ha favorecido “el discurso de la iluminación alusión” vendido por independentista.

Anuncios