Etiquetas

, , , ,

Por: Begoña González / Día 16 de marzo – 2015 / Link diarioabierto.es

Los expertos de Esade pronostican que la economía española crecerá un 2% este año, un incremento que se verá amenazado por el estancamiento de la economía europea, que apenas crecerá un 1% en 2015, y sobre la que se cierne la amenaza de una tercera recesión.

El análisis de la escuela barcelonesa de negocios, correspondiente al primer semestre de este año, pone de manifiesto que, si bien nuestro país está en vías de recuperación y podría llegar a crecer un 2% del PIB, todavía existen bastantes factores que impiden que se sitúe aún en los niveles deseables. Entre ellos, destaca el estancamiento de la economía europea donde, según Josep M. Comajuncosa, profesor de Economía de Esade y coautor del informe, “podría reproducirse en un tercer episodio de recesión, si las autoridades y los estados miembros no encuentran el equilibrio entre la expansión monetaria, los ajustes fiscales y las reformas estructurales”.

El estudio elaborado por el Departamento de Economía, Finanzas y Contabilidad de Esade, en colaboración con Banco Sabadell, también prevé a escala mundial un crecimiento del 3%, liderado por EE.UU, Canadá y Reino Unido. En el mismo análisis, los expertos prevén un crecimiento del 5% en los países emergentes, que es el doble de lo que se augura para los países desarrollados (2,5%).

Eso sí, para que España crezca a buen ritmo, el informe sugiere, entre otras medidas, mejorar las condiciones de crédito a familias y empresas, seguir capitalizando al sistema financiero, seguir favoreciendo la reducción de la deuda de las empresas y crear un contrato laboral único. Pero estas medidas, por sí solas, no servirían, ya que el crecimiento que prevé el Informe Económico de Esade para España viene dado también por unas condiciones de financiación más favorables, la bajada de la prima de riesgo, el ligero aumento en el consumo de las familias, la creación neta de puestos de trabajo y la disminución del coste de las materias primas y, especialmente, del petróleo.

Sin embargo, a pesar de las previsiones positivas que hace Esade para nuestro país, en este ejercicio 2015 existen otros factores, además de la amenaza europea, que podrían ralentizar la recuperación. Estos factores son básicamente el elevado endeudamiento de familias y empresas, que sigue siendo muy elevado, y la elevada tasa de paro, extremos que provocan que al seguir sin haber suficiente ingreso no se produzca gasto.

Por países, el estudio presta especial interés a la economía de China, que creció un 7,5% en 2014, y con las reformas necesarias para una evolución más sostenible de la economía, moderarán este crecimiento en 2015, aunque sin caer por debajo del 7%. Por otro lado, también se hace hincapié en la economía japonesa, que creció un 0,5% en 2014, y lo hará algo por encima del 1% en 2015, lo que mantendrá el estancamiento que lleva experimentando más de dos décadas.

Anuncios