Etiquetas

, , , , ,

Por: Begoña González / Día 9 de Febrero – 201 / Link diarioabierto.es

Los primeros efectos de la decisión de no subir el IVA comienza a notarse, como confirman las tendencias de recuperación del sector de gran consumo para 2015, tras retroceder un -2,9% en ventas y un -1,8% en volumen en 2014.

Las perspectivas de mejora para este ejercicio de 2015 pasan por la recuperación de la distribución y los productos frescos, que aunque mejore sustancialmente aún no permitirá el crecimiento del sector. Las proyecciones realizadas por la consultora Kantar Worldpanel apuntan hacia una mejora de la tendencia en 2015, que se traducirá en estabilidad para el sector, aunque seguirá condicionada, porque con todo, en 2014 los hogares han gastado cien euros menos que hace un año, hasta alcanzar los 4.160 euros en sus compras de productos de alimentación, droguería y perfumería.

El año 2014 ha supuesto un freno para el crecimiento del gran consumo a causa de los frescos y la marca de la distribución, cuyo peso se ha mantenido en el 34%. Por primera vez en la serie histórica de la consultora, no ha crecido en ninguna de las principales secciones, y ha supuesto en alimentación el 36,6% del gasto, en droguería el 49% y en perfumería un 12%, en las mismas proporciones que en 2013. Así concluye el informe “Balance y Perspectivas Gran Consumo 2015”, que reconoce 2014 como uno de los peores años para el sector. La consultora Kantar Worldpanel destaca este freno como una tendencia transitoria, ya que según sus previsiones, se volverá a generar más ventas en distribución y productos frescos en 2015, mientras que las marcas de fabricante mantendrán la tendencia negativa.

De hecho, la sección de frescos, con una evolución del -4,8% en valor en el último ejercicio, y por el peso que ocupa en las cestas de los hogares, es la gran responsable de la caída del sector. En opinión de César Valencoso, Consumer Insights Director de Kantar Worldpanel, “los frescos se han convertido en el gran caballo de batalla para la gran distribución, que se está convirtiendo cada vez más en una alternativa para los hogares, y mientras eso ocurra el mercado se seguirá reajustando”. En este sentido, los hipers, supers y discounters ya recogen el 53% del gasto en estos productos, 1,4 puntos más que hace un año, mientras que mantienen su peso de mercado en el resto de secciones.

La alimentación envasada, a pesar de no haber sufrido una caída tan importante como la fresca, también muestra una evolución negativa del -1,4%, y las secciones de droguería y perfumería se estabilizan con un -0,3% y un +0,1% respectivamente.

La consultora señala también que el sector notará el cambio en los hábitos de compra del consumidor, que ya se han hecho evidentes en 2014. “Ya hemos asumido que muchos de los hábitos que hemos adquirido durante la crisis nos acompañarán por muchos años más, sin embargo el consumidor no está dispuesto a sacrificar todo y en 2014 ya vemos cómo ha empezado a relajar su disciplina a la hora de hacer la compra, lo que supone noticias alentadoras para el sector”, añade César Valencoso.

Así, los hogares españoles han recuperado algunos de sus hábitos de compra pre-crisis, como equipar bien la despensa, con carros más llenos y menos frecuentes, y ha aumentado su predisposición a comprar y probar marcas, exigiendo que estén disponibles en su lugar de compra habitual.

Por último, desde el punto de vista de la distribución, sigue la concentración del mercado, y es que las diez principales cadenas de distribución de nuestro país acumulan un 52,9% de las ventas de productos de gran consumo, 1,8 puntos de cuota más que hace un año. Han aumentado sus cuotas de mercado en 0,6 puntos Mercadona, hasta lograr el 22,1%; Carrefour Hiper pasa de un 7,5% a un 7,7% y Dia también crece de un 7,4% a un 7,6%.

Anuncios